Buscar:
Login

Es así, que ante el ALZHEIMER, a pesar de todo los expertos refieren que la información actual, es insuficiente para poder concluir cual es el estado real de una persona mayor de 65 años, motivo por el cual los Profesionales de la Salud, han llegado a sobre Diagnosticar este mal...

Así, mientras tanto, lo más importante es que se distribuya toda esa información necesaria que concientice a todos en cuanto a la necesidad de Cambiar sus Hábitos de Vida:

Régimen Dietético y Ejercicio, no Fumar y

evitar el Sobrepeso.

El saber que el Alzheimer es una Enfermedad que tiene un comienzo insidioso y es de evolución lenta nos permite establecer normas para modificar a tiempo, el tipo de vida que llevan los pacientes, ante la consigna de que cualquiera de nosotros podrá llegar a tener esta terrible y lamentable enfermedad, el Alzheimer.



Dentro de las principales manifestaciones sobresalen las correlacionadas con el Pensamiento, la Memoria y el Lenguaje: dificultad para recordar Hechos Recientes y Nombres (personas, calles, etc.), incapacidad para Articular Palabras, Leer y Escribir, volverse ansiosos y mal humorientos (poco tolerantes), llegando a ser, desgraciadamente, dependientes del todo. Entre paréntesis, este último ha mostrado una satisfactoria mejoría con el uso de algún medicamento antidepresivo, entre los que sobresalen los Inhibidores de la Recaptura de Serotonina (sertralina).


Para fortuna de todos, no sabemos cuáles se quedarán con un “simple” Deterioro Leve ya que un alto número de estos enfermos, no progresan en su deterioro y quedan englobados dentro de la antaño conocida Demencia Senil...


No menos importante resulta saber que el Alzheimer suele comenzar después de los 60 años y, una vez más, la “carga genética”, como en toda enfermedad, que cada uno tiene coparticipa.  


Sabemos que no existe TRATAMIENTO ESPECÍFICO alguno que sirva para detener la enfermedad; sin embargo, por otro lado, si se cuenta con ciertos medicamentos que pueden ayudar, por un tiempo limitado, a que los síntomas progresen y empeoren en un corto tiempo.


Así, ante este orden de ideas, es que insistamos en que todos debiéramos cambiar nuestros propios HÁBITOS DE VIDA, para así actuando en forma


P R E V E N T I V A


no sólo Retrasar este mal conocido como Alzheimer, sino hasta Evitarlo, con la promoción de Actividades Deportivas y una Buena Dieta, principalmente.  


Dr. Alfonso García Luna


Internista / Intensivista